Pan de Viena con muesli



Hacía mucho tiempo que no preparara pan y bollos caseros y es algo que cuando empiezas a hacerlo se echa de menos. Eso de amasar y pringarse las manos engancha más de lo que puede parecer al principio. Como le tenía muchas ganas a este pan y me había sobrado un poco de muesli de los muffins de pera y muesli que preparé hace un par de meses decidí meterme entre harinas.

El pan de Viena, como bien indica su nombre, proviene de esta ciudad austriaca. La característica principal de este pan es que se hornea con vapor, para que se cree una costra fuerte y dorada por fuera y la miga sea muy esponjosa. Para poder hacer este efecto en casa solo tenéis que colocar una fuente apta para el horno en la base de este con abundante agua y en el momento de precalentar lo metéis para que se vaya evaporando.

Ya sabéis que me encanta investigar un poco la historia de los platos que salen fuera de nuestras fronteras, así que os paso a contar algo sobre este pan. En Wikipedia se dice que este pan lo llevó a Viena un panadero danés, estando este señor en huelga en su país, decidió investigar un poco con este pan que traía y lo hizo suyo con la técnica del vapor.

Es ideal para desayunos, tostado es totalmente irresistible de comer.



INGREDIENTES (1 hogaza):

• 500 g harina fuerza
• 250 ml leche sin lactosa
• 200 g muesli
• 100 g mantequilla sin lactosa
• 1 huevo
• 40 g levadura fresca
• 50 g azúcar
• 10 g sal



PREPARACIÓN:

Thermomix:

1. Vertemos en el vaso la leche y el azúcar y programamos 1 minuto, velocidad 2, 40º.

2. Añadimos el huevo, la levadura y mezclamos de nuevo 10 segundos a velocidad 3.

3. Echamos el resto de ingredientes menos la mantequilla y programamos 3 minutos a velocidad Espiga. Mientras se amasa vamos echando trocitos de mantequilla por la boquilla para integrar.

4. Sacamos del vaso y colocamos en un cuenco grande para dejar levar durante 30 minutos, tapado con un paño humedecido.

5. Una vez pasado el tiempo sacamos la masa, la colocamos en una superficie lisa y le damos la forma deseada o si queréis podéis usar un molde rectangular.

6. Colocamos en la bandeja del horno y dejamos levar de nuevo 1 hora, tapado con un paño húmedo.

7. Precalentamos el horno a 220º, con una fuente de agua en su interior para que vaya creando vapor.

8. Bajamos el horno a 180º y horneamos nuestro pan durante 35 minutos, hasta que esté dorado. Dejamos enfriar por completo antes de cortar para evitar que se desmigue.


Tradicional:

1. En un cuenco colocamos la harina y hacemos un huevo en el centro. Añadimos la levadura, leche y azúcar y mezclamos.

2. Incorporamos después el huevo batido, la sal, muesli y mantequilla y comenzamos a amasar. Al comienzo quedará muy pegajosa. Debemos continuar amasando durante 8-10 minutos, hasta que la notemos suave y que no se nos pegue a los dedos.

3. Colocamos en un cuenco grande para dejar levar durante 30 minutos, tapado con un paño humedecido.

4. Una vez pasado el tiempo sacamos la masa, la colocamos en una superficie lisa y le damos la forma deseada o si queréis podéis usar un molde rectangular.

5. Colocamos en la bandeja del horno y dejamos levar de nuevo 1 hora, tapado con un paño húmedo.

6. Precalentamos el horno a 220º, con una fuente de agua en su interior para que vaya creando vapor.

7. Bajamos el horno a 180º y horneamos nuestro pan durante 35 minutos, hasta que esté dorado. Dejamos enfriar por completo antes de cortar para evitar que se desmigue.



Fuente: Pan y Bollería con Thermomix

11 comentarios:

  1. pero qué cosa tan buena por favor!!! la miga se ve blandita y llena de sabor, seguro que estaba riquísimo este pan

    ResponderEliminar
  2. Seguro que estaba delicioso!! solo de verlo ya dan ganas de pellizcarlo y comerlo!! Bs.

    ResponderEliminar
  3. Qué apetecible se ve! Con esa miga tan tierna, cómo tú dices, lo veo ideal para un buen desayuno. Donde se ponga un pan así que se quiten los demás :) 1 besooo!!!

    ResponderEliminar
  4. Me encantan los panes con muesli, con mucho gusto probaría este, pero yo aun no me animo ha hacer pan :)

    ResponderEliminar
  5. Adoro fazer e hoje também fiz, já fiz o pão de Viena e gostei muito
    Esse ficou lindo o miolo esta uma delicia
    bj

    ResponderEliminar
  6. Qué tostadas tan buenas deben salir! Hace mucho que no hago pan así que habrá que ponerse a ello de nuevo. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Nada como un pan casero y este se ve maravilloso, un beso.

    ResponderEliminar
  8. Fabuloso pan, ya sea para desayunar, merendar,.....yo le hincaba el diente ahora mismo! te ha quedado con una pinta estupenda y estoy segurísima de que riquísimo! bss

    ResponderEliminar
  9. Se ve con un corte fabuloso este pan dulce.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  10. Wawww Natalia!!! adoro el pan, sea el que sea..pero este tipo de panes enriquecidos me pierden por completo!!!
    Me gusta saber más de su historia, pero pegar un mordisquito no me molestaría nada de nada ;)
    Miles de cariños y feliz fin de semana preciosa!!!

    ResponderEliminar
  11. Ya me. Apunto la receta, me encanta.
    Besos crisylaura.

    ResponderEliminar

Gracias a tod@s por vuestras visitas y comentarios: